Muchas personas cuando quieren emprender un negocio piensan en la posibilidad de tener socios, pero le surgen dudas de si es mejor emprender sólo o con socios. Te enseñaré si es mejor emprender sólo o con socios: las ventajas y desventajas. A continuación, conocerás los pros y contras de emprender con socios.

Considerar un socio para el negocio que deseas emprender no solo tiene ventajas y beneficios, tiene también desventajas y riesgos que debes conocer y tener bien claro antes de decidir.

Ventajas

Aporte de capital financiero

El socio puede aportar capital financiero que necesita el emprendedor para iniciar el nuevo negocio. Una ventaja adicional en este aspecto es que el costo del financiamiento a través de un socio es más bajo que hacerlo a través de una entidad financiera. De manera especial para los emprendedores que inician un negocio por primera vez y no pueden pagar tasas de interés elevadas.

Aporte de recursos, capacidades, experiencia y nuevas ideas

El socio puede contar con recursos, habilidades, experiencia y conocimiento del mercado y conocimientos sobre determinados aspectos del negocio; y también con contactos comerciales, entre otros.

Asimismo, permitirá contar con un apoyo y soporte confiable para conducir el negocio al éxito. Permitirá tener mayor capacidad para analizar y tomar decisiones.

Complementación de capacidades

Si bien es cierto que el socio debe tener valores y visión afines, el hecho que el socio tenga conocimientos y habilidades diferentes, puede servir de complemento a las tuyas, a tus carencias y debilidades; de esta manera, ambos suplirán sus deficiencias y potenciarán sus capacidades. para el beneficio del negocio.

Por ejemplo, eres especialista en la parte productiva y te sientes incómodo vendiendo, entonces puedes buscar un socio que tenga experiencia y conocimiento en ventas.

También la posibilidad de combinar recursos tales como experiencia en el tipo de negocio, conocimientos sobre determinados aspectos del negocio, contactos comerciales, conocimiento del mercado, etc.

Disminución del riesgo de fracaso

Emprender es una aventura y un gran reto al que pocas personas están dispuestos a asumir y enfrentar. Ya sea que emprendas por necesidad, oportunidad, inversión u otro motivo, emprender un negocio siempre implicará un riesgo económico, de tiempo, legal o social. El riesgo de fracaso del negocio se reducirá con los diversos aportes del socio. Con sus conocimientos, sus habilidades, su aporte económico, su compromiso, etc.

Mayor eficiencia

El hecho que se dividan las tareas de la empresa entre varias personas permitirá una mayor eficiencia. La idea es que, si los socios se dividen el trabajo, cada uno de ellos podrá dedicar su tiempo, recursos y capacidades a realizar menos funciones y por lo tanto los resultados podrían ser mejores.

Compartir las pérdidas

El hecho de compartir el capital entre los socios permite que compartan también las ganancias y las pérdidas. Esto es una ventaja, porque si el capital necesario para iniciar el negocio es de $10,000 y tu aportas $6,000 y el socio aporta $4,000, están compartiendo la propiedad del negocio; así como las ganancias y las pérdidas. Una cosa es que inviertas tú sólo los $10,000 y otra que inviertas $6,000, pues si la empresa llega a tener pérdidas, estas serán compartidas con el socio, y asíel perjuicio económico será menor.

Mejor toma de decisiones

Dice el refrán “dos cabezas piensan mejor que uno”. Efectivamente, ante la necesidad de tomar una decisión sobre algún tema, el contar con socios te permitirá intercambiar ideas y opiniones, discrepar, cuestionar las ideas, así como una mayor reflexión. Así, se puede pensar mejor, y contar con mayores y mejores elementos para tomar mejores decisiones en favor del negocio. Cada uno, aportará con su experiencia, conocimiento y habilidades para mejores decisiones.

Alivia la carga del trabajo

Muchos emprendedores consideran muy pesada la carga de emprender un negocio, y en realidad es así. Se requiere tiempo, compromiso, dedicación, persistencia, paciencia y otras cosas más. Si una sola persona lleva toda esa carga le será muy difícil, pero si cuenta con un socio dicha carga se repartirá y significará un alivio muy manera importante. Con el socio se puede compartir funciones, tareas y responsabilidades.

Fuente de motivación y compromiso

Hacer negocio no es fácil y en muchos momentos la empresa atravesará dificultades y desafíos que pueden afectar emocionalmente al emprendedor, y ante ello el socio puede convertirse en una importante fuente de motivación y compromiso para seguir adelante con el negocio. Puede ser el compañero de viaje que estará contigo en las buenas y en las malas, siempre empujando el carro en la búsqueda del éxito.

Si bien ahora que conoces las ventajas de tener socios, para saber si es conveniente emprender sólo o con socios, también es importante conocer las desventajas.

Desventajas

Compartir beneficios y reconocimiento

En términos económicos, tendrás que compartir las ganancias que obtenga el negocio. Compartirás las ganancias en la proporción que se estableció al crear la sociedad. Si bien es una desventaja, es mejor verlo como la necesidad de buscar mayores ganancias, y así, cada socio recibirá mayores ganancias.

En el caso de que el negocio alcance el éxito, tendrás que compartir el reconocimiento con los socios.

Decisiones compartidas

No podrás tomar sólo las decisiones más importantes del negocio, sino que tienes que compartirlas, y dependerás de lo que piense el socio. Los socios podrían tener serias discrepancias, lo cual puede generar incomodidad y llevar a un entrampamiento en las operaciones de la empresa.

Riesgo de pérdidas y de fracaso

El hecho de tener un socio puede significar un riesgo de pérdidas y fracaso, en los casos siguientes, entre otros:

  • En caso que el socio no responda a las expectativas y se convierta en una carga para el negocio, o resulte siendo un socio tóxico, o es fuente de conflictos serios, las probabilidades de cierre del negocio pueden elevarse.
  • Si el socio tome decisiones erradas sin consultar y que sean un gran perjuicio para la empresa y comprometan el patrimonio y la estabilidad de la empresa.
  • El socio es deshonesto y realiza acciones que perjudican al negocio. Por ejemplo, desfalco.
  • La ambición de los socios cuando el negocio obtiene buenas ganancias y busca que sacar el máximo provecho para él, con un pensamiento egoísta.

Riesgo de desacuerdos, malos entendidos, disputas y conflictos personales

Como en toda relación de negocios, por una serie de razones existirán desacuerdos entre los socios, y se podrían generar conflictos que pueden poner en riesgo a la empresa e incluso llegar a hundirla. Imagina la frustración de ver como todo tu esfuerzo y dinero invertido en el proyecto se va al garete debido a una situación mal gestionada con tus socios.

Posibles desacuerdos y conflictos por las siguientes razones, entre otros:

  • Discusiones y luchas internas de toma de poder y de autoridad.
  • El otro socio podría carecer de buen juicio y tomar malas decisiones.
  • Discrepancias de opiniones para la toma de decisiones, puede haber discusiones fuertes.   En esto, lógicamente, cuando hay que decidir sobre asuntos cruciales, puede demorarse más de la cuenta por la posible diferencia de opiniones, por los riesgos que podrían ocurrir, y cada uno tiene, consecuentemente sus temores.

Ahora tienes información sobre emprender sólo o con socios que te ayudará a decidir lo más conveniente. Realizar el análisis honesto de tus fortalezas, virtudes, así como de tus limitaciones, carencias o debilidades, te ayudará mucho a ver tu realidad y decidir lo más conveniente para ti.

Categorías: Socios

0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *