¿Sabías que en una sociedad de negocio, deben establecer acuerdos entre ellos? A continuación compartiré contigo los principales acuerdos entre socios que deben seguir para la marcha de una sociedad exitosa.

¿Qué hacen los emprendedores cuando consiguen al socio que estaban buscando? Simplemente constituyen la empresa y comienzan a operar, sin antes pensar en todos los problemas que van a surgir de modo natural en la sociedad, y otros por las circunstancias que acontezcan, y que afectarán a la sociedad y al negocio; llegando muchas veces a situaciones lamentables, como el enfrentarse en los tribunales de justicia.

Cuando encuentres el socio que consideras el más adecuado a los fines y objetivos del negocio que vas a emprender, más allá de los aspectos y formas legales, tienes que llegar a ciertos acuerdos con él para la tranquilidad y buena marcha de la empresa, y para que exista confianza y tranquilidad en el trabajo, y así evitar futuros conflictos que son comunes en las empresas.

Son muchos los acuerdos a los que tienen que llegar los socios, y a continuación compartiré contigo los principales.

Los valores personales

En general, los valores son las creencias o convicciones del individuo o del grupo acerca de lo que se considera importante en la vida, y que guían nuestras acciones, guían nuestra vida; y nos dicen por qué debemos luchar y por qué debemos morir.

Bryan Tracy señaló con mucha claridad acerca de la importancia de los valores para una persona, pues orientan y rigen su existencia, su comportamiento y fundamentan sus decisiones.

Cada persona tiene su propio conjunto de valores, pero algunos son más autoconscientes que otros. ¿Cuáles son los valores fundamentales de los socios y qué tanto están comprometidos con estos? Normalmente, todo el mundo está de acuerdo en que ciertos valores son importantes, pero si tuviera que reducir su lista de valores a una, ¿qué valor tendría que elegir?

Considero los valores personales como pilares de toda sociedad de negocios y es lo primero que deberían conocer y concordar los socios. En la vida del negocio vas a necesitar tomar decisiones que van a ser influenciadas por tus valores. Si los socios no están alineados en sus valores ciertamente ocurrirán problemas. Es preferible un socio mediocre y alineado con nosotros que un socio sin escrúpulos.

Es indispensable que el socio en todo momento sea una persona justa e integra. Mientras que un socio con una mala formación personal y una crisis de valores puede llevar a la ruina al negocio al tomar decisiones no éticas o ilegales que perjudiquen al cliente y consumidor, sus empleados y socios o incluso hasta puede con su mala información y acciones, terminar traicionándolo y sacándolo a usted de su empresa.

Cuanto mejor conozcas los valores de tus socios, más confianza habrá y más fácil serán las discusiones y la toma de decisiones. Busca a una persona que valore la honestidad, el respeto, que se maneje éticamente tanto en su vida personal como laboral, y que tenga compromiso real y firme con el negocio que van a emprender. De esta manera podremos garantizar relaciones duraderas y fructíferas para todos.

Visión y expectativas

¿Cuál es la visión de los socios con respecto al negocio? ¿son la mismas o son diferentes? ¿Son concordantes las expectativas de los socios?

Para que una sociedad empresarial sea bien encaminada es necesario que, desde el inicio, exista un alineamiento de visiones de los socios con respecto a temas clave del negocio y al camino que deben seguir para alcanzar el éxito.

Es fundamental entre los socios compartir la filosofía de empresa que van a seguir juntos; es decir la misión, la visión, los valores empresariales, y los objetivos a largo plazo del negocio. Son elementos que servirán como guía para la conducción del negocio ante las incertidumbres o discrepancias que surjan en el camino. En estos temas no deberían existir desacuerdos desde el inicio del negocio. Así, cada socio pondrá de si, sus capacidades, su interés y su tiempo a la empresa.

Si dos socios tienen visiones y estrategias diferentes y toman decisiones de acuerdo a esto, los resultados probablemente serán un desastre.

Por otra parte, es importante conocer las expectativas del socio. Qué espera, cuál es su interés personal, su sueño y su visión acerca del negocio que van a emprender juntos. Y es fundamental acordar acerca de este tema, pues la idea es que emprendan juntos mirando al largo plazo.

Participación de los socios en la empresa

¿De qué manera participará el socio en la empresa? ¿Sólo como inversionista? ¿Trabajará en la empresa? ¿Se dedicará a tiempo completo o parcial? ¿Participarán miembros de la familia? ¿Quién será el representante legal de la empresa?

Es muy importante definir con absoluta claridad de qué manera participará cada uno de los socios en el trabajo y la gestión del negocio.

En muchos casos, además de invertir, los socios participan como trabajadores de la empresa. En tal caso, deben definir de qué manera. Podría ser a tiempo completo o tiempo parcial. En otros casos, participan solamente como inversionistas y sólo se preocupan de hacer seguimiento a las operaciones del negocio y a conocer los resultados.

Un aspecto, a veces complicado de tratar, es la participación de miembros de la familia. Muchas veces un socio quiere que un familiar trabaje en la empresa, sin estar calificado para hacerlo, situación que puede ser motivo de incomodidad o de problemas entre socios.

También es necesario definir quién será el representante legal de la empresa ante las autoridades y ante terceros. Quien lo sea, asume responsabilidades legales personales y, por lo tanto, es una posición que no se toma a la ligera.

Aportes de capital

En general el aporte es la entrega de dinero o bienes tangibles o intangibles, o la combinación de ellos, que el socio hace a la sociedad, a fin de que esta logre realizar el objeto social para el cual es creada. A base de estos aportes, de manera proporcional, se distribuyen las ganancias que obtenga la sociedad.

¿Qué aportes harán cada uno de los socios? ¿Los aportes son en dinero o bienes? ¿Cuál es el valor de los bienes? ¿Cómo se valorizarán los aportes en bienes?  ¿Es suficiente para los fines del proyecto de negocio o faltan fondos?

Definir con claridad desde el principio lo que va a aportar cada socio para la creación de la sociedad de negocios es muy importante: ya sea en dinero, bienes, trabajo, conocimiento u otros. Hay que ser muy objetivos y justos a la hora de valorar estos aportes, que en gran medida se va a reflejar en el porcentaje accionario.

Los emprendedores se encontrarán con diferentes situaciones en cuanto a los aportes de socios. Por ejemplo, un socio puede aportar el conocimiento de un método para fabricar un producto, ¿cómo valorizar ese aporte?

En otro caso, un socio no aporta dinero, pero sí aporta trabajo, el cual debe valorizarse también. ¿qué tipo de trabajo aportará? ¿el socio está preparado para tal trabajo? ¿le conviene a la empresa que el socio haga dicho trabajo? Es un tema nada fácil de manejar.

Suceden casos en que un socio se compromete a aportar una determinada cantidad y cuando llega el momento no lo hace, generando incomodidad desde el inicio de la sociedad y el surgimiento de problemas porque no logran juntar los fondos necesarios para iniciar el negocio.

También es importante conversar sobre los aportes futuros, cuando se requiera inyectar capital a la empresa para proyectos de crecimiento, por ejemplo. Debe quedar claro que todos deben aportar de acuerdo a su porcentaje accionario.

Finalmente, debes saber que una vez que aportas el dinero a la empresa, este ya no te pertenece a ti, sino a la empresa.

Porcentaje accionario o participación en el capital de la empresa

Te ha sucedido que, una persona con una buena idea de negocio te ha propuesto lo siguiente: ¿Yo pongo la idea del negocio y mi trabajo y tu pones el dinero, y vamos al 50% cada uno? Muchas sociedades se constituyen así, parecen justo y conveniente, pero no es necesariamente es así.

Si eres el iniciador de la idea empresarial, ¿quieres tener mayoría en la participación del capital de la empresa? O, ¿qué porcentaje consideras que te conviene como socio?

Dos hermanos deciden iniciar un negocio en sociedad y convienen en una participación accionaria del 50% cada uno, pensando en que es lo más justo. Uno de ellos aporta dinero y experiencia, mientras que el otro solamente trabajo. ¿Es justo que cada uno posea el 50% del accionariado?

Debes saber es que el porcentaje se determina en función al aporte que hayas hecho. Si pretendes tener el 60% de participación en el capital de la empresa, debes hacer el aporte correspondiente; de otra manera, no lo tendrás.

Por ello, lo adecuado es elaborar una lista detallada de los aportes de cada socio, valorizarlos con claridad, y determinar el aporte total de cada socio. Luego, de acuerdo a dichos montos, calcular los porcentajes de participación en el capital de la sociedad.

Es necesario hacer algunas precisiones. Si un socio aportará trabajo, en realidad no necesariamente es un aporte, porque la empresa debe pagarle una remuneración por el trabajo que hace. Salvo, que los socios acuerden que dicho socio pagará su aporte con el trabajo que realizará en la empresa; siendo así, se debe definir la remuneración y determinar el tiempo que deberá trabajar para cubrir el monto del aporte.

Si después de hacer la valorización de los aportes, la participación de uno de los socios es 30%, y este quiere el 40%, debe completar el 10% faltante con algún tipo de aporte, sino, no será posible.

En general, los socios deben conversar con la mayor franqueza y valorizar sus aportes y con ello calcular el porcentaje accionario. Deben procurar que todo quede muy claro desde el inicio.

Estructura organizativa, funciones y responsabilidade

¿Cómo será la estructura de la organización? ¿se tendrán gerencias o jefaturas o solamente cargos funcionales? ¿quién se hará cargo de las ventas? ¿quién de las finanzas y de las otras funciones?

Desde el inicio debe quedar muy claro la estructura organizativa de la empresa, así como los cargos y las funciones que deben cumplir, y roles que asumir cada uno de los socios. La idea es que cada socio tenga un cargo de acuerdo a sus conocimientos, experiencia y competencias. Al definir las funciones, los socios se complementarán y realizando cada uno un trabajo específico, entre todos realizarán un trabajo en conjunto deben llevar al negocio al éxito.

La decisión más importante es la del cargo de gerente general, muchas veces es complicado definir quién se hará cargo de dicho puesto. Lo mejor es que los socios sean conscientes de sus capacidades y limitaciones y decidan por aquel que tenga mejoras calificaciones y capacidades para asumir esa gran responsabilidad.

Una vez que definan las funciones y responsabilidades, cada uno debe respetar la autonomía en cada cargo o puesto, y confiar en el actuar de los socios, y deben apoyarse para que cada uno realice su trabajo de la mejor manera y al final todo salga bien.

Por otra parte, debe quedar claro el horario de trabajo, las responsabilidades específicas, como, por ejemplo, quién abrirá y cerrará el negocio diariamente, quién hará la limpieza, quién hará los pagos de servicios, etc.

Siguiendo lo anterior, la empresa tendrá un mejor funcionamiento eficiente y se evitarán conflictos entre socios.

Información financiera y reparto de ganancias

¿Consideras importante conocer periódicamente la situación financiera de la empresa?

¿Sabes cómo se distribuirán las utilidades que obtenga la empresa?

Una de las principales causas de conflictos entre los socios tiene que ver con el dinero y el manejo de la economía y finanzas del negocio. Una excelente manera de evitar estos conflictos es adoptar una serie de acciones de cuentas claras, como el facilitar el acceso a la información de las cuentas de la empresa: Los resultados mensuales, trimestrales o anuales.

Por otra parte, pueden surgir desacuerdos entre los socios sobre cómo se distribuirán las utilidades producto de la actividad comercial. Uno de ellos puede argumentar que ha trabajado más que el otro y por ello merece tener más ganancias. También cuando los socios mayoritarios votan en contra de repartir las ganancias, dejando al minoritario sin recibir el retorno de su inversión.

Muchas veces se presenta esta situación cuando uno de los socios es quien invierte el dinero y el otro socio es quien trabaja para sacar adelante el negocio. Quien invierte aduce que sin inversión no habría negocio y quien trabaja dice lo mismo, generándose un conflicto entre ambos.

Debe quedar claro que solo se distribuyen ganancias cuando la empresa genera utilidades, y se llegará a ella cuando la empresa sea capaz de generar más ingresos que egresos, y que a pesar de los esfuerzos muchas veces el entorno o factores externos influirán en los resultados de la empresa.

Asimismo, es muy probable que los socios también sean trabajadores de la empresa, y como tal, deben fijar las remuneraciones de cada uno de ellos, de acuerdo a las funciones que realizarán, y el momento en que recibirán; debe hacerse de acuerdo al mercado.

Acuerdo de confidencialidad

¿Te has puesto a pensar que tu socio de negocios podría apropiarse de información confidencial de la empresa para sus propios fines e incluso convertirse en tu competidor?

Conozco varias experiencias en las cuales uno de los socios tuvo tal comportamiento y perjudicó en gran manera a la empresa. Por ello, es recomendable que los socios tengan un acuerdo de confidencialidad, a través del cual se comprometen a no divulgar la información y documentación confidencial que hayan desarrollado en la empresa, y a mantenerlo en secreto, evitando así fuga de información a terceros.

Asimismo, los socios acuerdan tomar las medidas necesarias respecto a su personal e incluso respecto de los terceros (clientes o proveedores) que pudieran tener acceso a la información o documentación de la empresa, a fin de garantizar la confidencialidad objeto de su contenido.

Entrada y salida de socios

Imagina que tu sociedad de negocios está operando y un día tu socio te dice que se va de la empresa y ya no quiere seguir siendo socio, y te pide que le entregues inmediatamente su aporte. ¿qué harías en ese momento?

Esta situación, así como la posibilidad de incorporar nuevos socios también pueden suceder. Por ello, se debe establecer las reglas de la salida de un socio, teniendo en cuenta sus acciones o participaciones: si se queda con ellas o se le compran; así como de las opciones de preferencia para comprar dichas acciones, todo de acuerdo a lo que indica la ley al respecto.

Asimismo, se deben conversar y acordar cómo proceder en caso de entrada de nuevos socios, la condiciones y requisitos a cumplir en estos casos.

Toma de decisiones y solución de conflictos

¿Cómo se tomarán las decisiones más importantes en la empresa? ¿lo hará solo el gerente general? ¿o los socios en conjunto? ¿cómo se gestionarán los conflictos entre socios?

Generalmente, tanto para la toma de decisiones trascendentales en la empresa como para la gestión de conflictos los socios simplemente reaccionan cuando suceden estos hechos, y muchas veces de manera negativa, trayendo serios perjuicios a la empresa y problemas entre los socios.

Por ello, es fundamental acordar los mecanismos y la metodología de toma de decisiones, especialmente para las más importantes. De igual manera para la solución de conflictos, evitando así llegar a situaciones complicadas y de entrampamiento en el avance de la empresa y contaminando el clima organizacional.

Formalización de los acuerdos

Muchos socios hacen el esfuerzo de conversar y llegar a acuerdos como los mencionados, pero se olvidan de algo fundamental: hacerlo por escrito y con las firmas respectivas.

Recuerdo un dicho muy utilizado en mi país “las palabras se las lleva el viento”. Es vital que los acuerdos que hayan tenido se plasmen en un escrito y con las firmas de todos los socios. En general, ante la firma de un acuerdo, las personas son más reflexivas y eso ayuda a que la asunción de compromisos resulte más confiable, y con ello garantizar una buena marcha de la empresa.


0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *