Muchos emprendedores iniciaron su negocio en sociedad con optimismo y grandes expectativas, sin embargo, como es natural, surgieron problemas entre los socios. Estos comenzaron con temas insignificantes y a través del tiempo se agudizaron hasta llegar a situaciones inimaginables, que llevaron al fracaso del negocio.

Muchas sociedades de negocios fracasaron por razones atribuibles a los socios, por problemas entre ellos; y en muchos casos terminaron con grandes enemistades entre los socios, y lo peor, es que en muchos casos llegaron a los tribunales. Y la verdad es una pena que negocios florecientes, con gran futuro terminaron mal.

En términos generales, los principales problemas entre socios, que generalmente se presentan son los siguientes:

Desacuerdos entre los socios

Los desacuerdos significan falta de acuerdo entre las personas, discrepancia en ideas y acciones.

En el caso de los socios los desacuerdos surgen cuando no se ponen de acuerdo en algún tema, o existen discrepancias en las ideas que tienen o en las acciones que realizan.

Las diferencias de objetivos, valores, ideologías e intereses entre los socios se presentan una vez que la empresa tiene tiempo operando, cuando a través de la convivencia diaria y de enfrentar diversos problemas, las diferencias se hacen evidentes y se acentúan, lo que puede derivar en la desintegración de la sociedad.

Uno de los aspectos más importantes a considerar es cuando existen visiones diferentes acerca negocio, y por ello cada uno hace las cosas en direcciones diferentes y van por caminos separados. O cada uno se dedica a lo que cree que es más conveniente. De esta manera la gestión del negocio se vuelve difícil y se agudiza con el tiempo.

Por ejemplo, los socios capitalistas se enfocan más a obtener ingresos lo más antes posible mientras que los socios técnicos dedican más esfuerzo a actividades de su especialidad que les gustan y a perfeccionar su trabajo.

Si estos desacuerdos no se administran adecuadamente puede degenerar en conflictos entre los socios.

Conflictos entre los socios

Si bien en los últimos tiempos la teoría de conflictos sostiene que los conflictos tienen muchas funciones y valores positivos, en el presente artículo nos referiremos a los aspectos negativos del conflicto y que hacen daño a la sociedad de negocios.

Un conflicto es una situación en la cual dos o más personas con intereses diferentes entran en confrontación, oposición o emprenden acciones, mutuamente antagonistas, con el objetivo de dañar o eliminar a la parte rival, incluso cuando tal confrontación sea verbal, para lograr así la consecución de los objetivos que motivaron dicha confrontación.

Por su condición a menudo extrema o por lo menos confrontacional en relación a objetivos considerados de importancia o incluso urgencia (valores, estatus, poder, recursos escasos) el conflicto genera problemas, tanto a los directamente involucrados, como a otras personas externas.

En el caso de los socios de negocios, los conflictos que al inicio pueden ser leves y soportables, pueden llegar a insultos y palabras de grueso calibre, a peleas físicas y en algunos casos a situaciones muy violentas.

Existen casos en que las riñas o conflictos entre socios son tan extremos que llegan hasta los tribunales de justicia. Sea por problemas de la propiedad del negocio, o por temas de las utilidades, o por desacuerdos en decisiones que comprometen el patrimonio de la empresa u otras razones, suceden denuncias judiciales entre los socios.

Conflictos por los valores

Un tema crucial entre los socios y que muchas veces es motivo de conflictos serios entre los socios son los valores. Muchas de las empresas que fracasan lo hacen porque surgen conflictos inevitables en este tema. Conflictos que se podrían haber identificado desde un primer momento si los socios hubieran dedicado unos minutos a analizar los valores personales. 

En la vida del negocio los socios van a necesitar tomar decisiones que van a ser influenciadas por sus valores. Si los socios no están alineados en sus valores ciertamente ocurrirán problemas.  

Conflictos por diferencias entre socios

Por diferencias en la visión acerca del negocio, por problemas de personalidad y por otras razones los socios tendrán riñas y discusiones, normales en cualquier tipo de relación humana. Sin embargo, muchas de estas riñas y discusiones son tan serias y críticas que llevan a la enemistad de los socios, al grado que se contamina el ambiente en la empresa y el dialogo y las decisiones se enturbian y la empresa no puede funcionar adecuadamente. Y en el peor de los casos la situación se torna insostenible y simplemente la empresa no puede continuar funcionando así, y lo único que queda es el cierre de la empresa.

Los conflictos de menor o mayor grado entre los socios sucederán siempre. Sin embargo, desgraciadamente pueden ser causa de llevar al fracaso el negocio si no se gestionan adecuadamente las diferencias o desacuerdos.

En realidad, los conflictos entre socios son una de las principales razones de fracaso de las sociedades de negocios.

Vemos con mucha pena, noticias en los medios de comunicación, de casos de socios que se enfrentan en los tribunales o llegan a situaciones muy violenta que desgracias a las familias de los socios.

Importancia de administrar los problemas entre socios

Es muy importante, antes de iniciar una sociedad, prepararse en todo lo que concierne a la decisión de tener socios, a la elección de socios y a cómo conducir la sociedad al éxito empresarial. Evitar o administrar los problemas entre socios es fundamental para encaminar el negocio al éxito.


0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *